AMACO

Desde 1977 mirando por nuestro sector

Sobre el pollo / Valor nutricional

CALIDAD CONTROLADA

La carne de pollo se caracteriza por ser:
Nutritiva, fácil de preparar, apta para todas las edades y religiones y disfruta de una buena relación calidad-precio.

Descargar PDF Valor Nutricional del Pollo


GARANTÍA SANITARIA

El sistema de cría de aves en España es de los más avanzados del mundo. Su producción, bienestar animal y estado sanitario están sometidos a un riguroso control por los Servicios de Inspección Veterinaria.

Las granjas de aves están controladas por los Servicios Oficiales Veterinarios. Sólo cuando el estado de salud de las aves es adecuado, autorizan su traslado.

En el matadero, las aves son inspeccionadas por los Veterinarios Oficiales de Salud Pública. Sólo cuando el dictament veterinario es favorable, se aplica la marca sanitaria, que garantiza que han superado los controles.

Las autoridades sanitarias someten a controles oficiales a la industria para garantizar que se cumpla la legislación alimentaria, una de las más exigentes del mundo.

Los sistemas de trazabilidad permiten controlar el alimento desde la producción hasta el punto de venta.

VALOR NUTRICIONAL

La carne de pollo es sabrosa, poco grasa y fácil de digerir.

Es rica en proteínas de alto valor biológico y supone un aporte importante de minerales, especialmente fósforo, hierro, potasio y vitaminas esenciales del grupo B (B1, B2, B3 y B6) y ácido fólico.

Resulta muy aconsejable como parte integrante de una dieta sana y equilibrada, debido a su bajo aporte calórico y a la mayor proporción de "grasas buenas" (ácidos grasos monoinsaturados y poliinsaturados) respecto a las "grasas malas" (ácidos grasos saturados).


POSIBILIDADES CULINARIAS

El pollo ofrece una amplia gama de posibilidades culinarias: asado, a la plancha, guisado, relleno, etc.

La edad, sexo y tamaño de la pieza determinan en parte la preparación culinaria: las piezas jóvenes son más fáciles de cocinar, tienen la carne más blanda y admiten más tipos de preparación, y las piezas de mayor tamaño son más adecuadas para asados.

Por tratarse de un producto perecedero, en su manipulación se han de seguir unas sencillas recomendaciones:


Manténgalo refrigerado hasta su cocinado, separado de otros alimentos.

Al cocinar la carne no la deje a medio hacer para terminar su preparación más tarde, cocínela completamente.

Una vez cocinada la carne, guárdela cuanto antes en el frigorífico.

Lave con agua y jabón las superficies de trabajo, utensilios y las manos después de haber tocado carnes o aves crudas.

ACCESO SOCIOS

Recuperar usuario o contraseña | Registrarse

Miembros de:

AMACO
AMACO
AMACO